Saltar al contenido
Portada » Blog » Noticias » Aislamiento de cubiertas por el interior, ¿qué hay que tener en cuenta?

Aislamiento de cubiertas por el interior, ¿qué hay que tener en cuenta?

¿Te ha llegado la factura de la calefacción y te has llevado un susto? El aislamiento deficiente provoca que el calor del hogar no sea capaz de retenerse, al mismo tiempo que se filtra el frío que hay en el exterior. Ahora que pronto llegará la primavera, quizás sea el momento de realizar un aislamiento de cubiertas por el interior para que, cuando estemos ya en verano puedas ahorrar en aire acondicionado.

¿Aislamiento de cubiertas por el interior o por el exterior?

Es posible que te haya surgido la duda sobre si es mejor el aislamiento de cubiertas por el interior o por el exterior. Con respecto a su eficacia, no existe ninguna diferencia. Resulta indiferente llevar a cabo el aislamiento de una u otra manera, ya que podrás disfrutar de las mismas ventajas: protección contra humedades, confort acústico y térmico, y ahorro de energía.

Sin embargo, el aislamiento de cubiertas por el interior evita todos los problemas que pueden surgir en una comunidad de vecinos. Si el aislamiento se realiza por el exterior, como repercute sobre un elemento común, tendrás que esperar a que la comunidad se ponga de acuerdo en esta mejora. Esto puede generar inconvenientes y retrasos que pueden no interesarte.

Cómo se realiza el aislamiento de cubiertas por el interior

El aislamiento de cubiertas por el interior requiere primero de una preparación del soporte para, después, proceder con la instalación de Tripomant. Antes de finalizar, no nos podemos olvidar de los acabados interiores que evitará que el aislante se vea para velar por la estética de tu vivienda.

Preparación del soporte

Rastrelado

La preparación del soporte es un paso fundamental que garantizará que puedas disfrutar de un buen aislamiento de la cubierta. En ningún caso debe instalarse Tripomant sin llevar a cabo, antes, los siguientes pasos:

  • Entre el soporte y el aislamiento dejamos una cámara de aire de 2 cm.
  • Utilizaremos rastreles de sección para garantizar la resistencia del acabado.
  • Fijaremos los rastreles en sentido vertical u horizontal, dependiendo de cómo vayamos a instalar el aislamiento.
  • Dejaremos una distancia entre los rastreles, teniendo en cuenta que las láminas se van a solapar 5 cm sobre ellos.

En este último paso en el que dejaremos una distancia prudente entre los rastreles, tendremos en cuenta el acabado que deseas que apliquemos para finalizar la instalación con éxito.

Instalación de Tripomant

Aislamiento de cubierta

Una vez ya hemos preparado el soporte, es el momento de proceder con la instalación de Tripomant. Recordemos que el aislante lo vamos a tener que colocar en el mismo sentido que los rastreles (horizontal o vertical).

  • Fijaremos Tripomant sobre los rastreles, tensándolo para asegurar la homogeneidad del espesor del aislamiento.
  • Aseguraremos la continuidad del aislante para evitar los puentes térmicos y acústicos. Para ello, haremos un retorno de unos 10 cm.

Para fijar el aislante, utilizaremos la cinta Tripofix. Esta ha sido especialmente diseñada para ser utilizada con Tripomant y, así, obtener el mejor resultado. Una vez finalizado, procederemos con los acabados interiores.

Acabados interiores

Existen dos tipos de acabados interiores que puede ser el friso o la placa de yeso laminado. Será tu decisión elegir entre uno u otro dependiendo de tus gustos. Para cada uno de ellos, hay una serie de indicaciones específicas.

  • Si eliges el acabado en friso o madera, este irá sustentado sobre los rastreles. Estos van a conformar la cámara de aire necesaria para garantizar el aislamiento térmico y acústico que querías.
  • Si eliges el acabado con placa de yeso laminado, se tendrán que fijar los perfiles metálicos a los rastreles anteriores a través del aislante. Después, se atornillará la placa de yeso sobre esos perfiles metálicos.
Pieza de sujeción pladur
Elemento de fijación para la placa de yeso.

Dependiendo del tipo de acabado, el procedimiento será uno u otro. En el momento en el que esté completado, ya podrás disfrutar de un hogar más confortable y que te permitirá ahorrar mucho más en tus facturas. Todo son ventaja, ¿a qué esperas para disfrutarlas?

Comparte esta entrada: