Saltar al contenido
Portada » Blog » Novedades » ¿Qué es el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y cómo puede ayudar Tripomant?

¿Qué es el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y cómo puede ayudar Tripomant?

La preocupación por la eficiencia energética de los edificios no ha mermado en los últimos años. Aunque todavía hay comunidades que siguen soportando problemas de humedad, una temperatura gélida durante el invierno que ni la calefacción puede paliar y un gasto en la factura de la luz que sorprende, es importante conocer el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios y saber cómo Tripomant puede ayudar.

Este Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios está recogido en el Real Decreto 178/2021, de 23 de marzo. Este sustituye a los dos anteriores que se habían aprobado en 1998 y en 2007 respectivamente. Aunque hay muchos cambios, en Tripomant vamos a hacer hincapié en algunos de los más importantes y que  han llamado nuestra atención. Porque no todos los aislantes cumplen con lo que ahora dicta el RITE.

Nuevos cálculos del espesor mínimo del aislamiento

Tripomant Floopar
Tripomant es un aislante de mínimo espesor.

En el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios se deja bien claro que hay que calcular el espesor mínimo del aislamiento siguiendo el proceso simplificado o alternativo (apartado 7 del RITE). ¿Por qué esto es importante? Porque un espesor inadecuado puede provocar que el aislamiento no cumpla con su función y que el gasto haya sido en vano. Por este motivo, en Tripomant tenemos un aislante ejemplar en este aspecto.

Lo positivo de nuestro aislante es que tiene un reducido espesor, por esta razón, es adecuado para reformas y rehabilitaciones. Tripomant Sonoadhesivo tiene un espesor de 15,5 milímetros, mientras que el de Tripomant Due asciende a los 2,3 milímetros. En ambos casos, los dos aislantes cumplen con lo que dice el RITE, aunque es verdad que conviene analizar las necesidades de cada edificio para elegir el aislante idóneo.

Definición de las clases de estanqueidad

Otra modificación interesante en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios son las clases de estanqueidad. Este concepto es fundamental dentro del aislamiento térmico y acústico, ya que sin él sería imposible que el aislante funcionase. La estanqueidad impide las filtraciones de aire que pueden provocar que esa temperatura tan óptima dentro del edificio no se pudiese disfrutar. Pero ¿qué dice el RITE?

Clases de estanqueidad RITE
Tabla sacada del Real Decreto 178/2021, de 23 de marzo.

En esta tabla presente en la última modificación del Real Decreto se dejan claros los valores que debe tener la estanqueidad del aislamiento. En Tripomant, por ejemplo, tenemos un accesorio de estanqueidad que implica un sellado de paso de intalaciones a través de la lámina Tripomant. Es un complemento muy importante para garantizar que el aislamiento quede fijado correctamente y no se produzca ninguna filtración de aire.

Tripomant cumple con las condiciones del RITE

Aunque hay muchos más cambios en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, estos son los más sobresalientes. Conviene tener en cuenta todas las novedades y cambios que salen con respecto al aislamiento térmico, ya que son importantes para evitar sanciones. Además, en el propio Real Decreto explican lo siguiente:

“Cuando se instale una instalación térmica de un edificio, se deberá evaluar la eficiencia energética general de toda la instalación. Cuando se sustituya o se mejore una instalación térmica de un edificio, se deberá evaluar la eficiencia energética general de la parte sustituida o modificada”.

En el caso de no cumplir con el nuevo Real Decreto las infracciones leves pueden llegar a suponer una multa de unos 60.000 euros y las más graves llegar hasta los 6 millones. Por lo tanto, es imprescindible tener en cuenta estas modificaciones y elegir aislantes de calidad. Tripomant en un aislante que cumple con la normativa, es útil en verano y en invierno, y ofrece un ahorro que actualmente viene muy bien.

Ahora que la luz ha subido y que todo lo ha hecho, ahorrar en algo tan básico como las facturas y poder utilizar la calefacción en invierno lo mínimo posible ya no es un lujo. Existen ayudas para el aislamiento térmico y ahora existe el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios que deben cumplir las nuevas construcciones y cuando se hagan reformas térmicas en inmuebles ya existentes. ¡Ponte en contacto con nosotros si tienes dudas!

Imágenes: jarmoluk

Comparte esta entrada: